Gracias el apoyo de varias amistades, hemos realizado nuestra noble acción solidaria en el kilómetro 20, de la vía Riohacha – Valledupar; aportando dos carros tanque de agua potable para su sostenimiento básico de la etnia wayuu, para soportar tan dura situación en la escasez de agua potable para los residentes de esta importante comunidad.

Existen más de 840 millones de personas, que no tienen un servicio básico de suministro de agua potable (OMS)

Sabemos que los residentes de esta comunidad, consumen agua de mala calidad y quisimos ayudarlos un poco, suministrándole agua potable y apta para el consumo humano. Con esto, ayudamos a conservar la calidad de vida de sus residentes y las de sus niños; que tanto requieren agua potable para evitar todo tipo de enfermedades al consumir el líquido de mala calidad.

Por la falta de acceso al agua potable, esta etnia se ve envuelta en muchos casos de enfermedades como es la diarrea, cólera, desnutrición aguda o crónica entre otras. Todos los años se presentan al menos 100 casos de niños y niñas de la etnia, con problema de desnutrición, a causa en su mayoría por la falta del consumo de agua potable.

El planeta, viviendo la pandemia; se advierte sobre la posibilidad de contagio y es donde las personas deben lavarse las manos constantemente, por lo que el agua es vital para evitar la propagación de la pandemia en la comunidad de la etnia wayuu.

Se solicita al gobierno nacional y autoridades regionales, a buscar iniciativas que aseguren una mejor calidad en los servicios públicos de estas comunidades, para contribuir a que los niños tengan una mejor salud.